¿Qué es Osteopatía?


La Osteopatía es una disciplina terapéutica basada en conocimientos específicos de la anatomía y fisiología del cuerpo humano; así como en el conocimiento científico de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas.

 

Las técnicas de Osteopatía se han desarrollado durante más de un siglo de evolución, la primera escuela de Osteopatía data del año 1892 en Estados Unidos. En cada país se ha desarrollado de manera independiente.

Concepto de Globalidad


La osteopatía es un sistema de tratamiento basado en técnicas manuales que ayudan a aliviar, corregir disfunciones y recuperar lesiones musculoesqueléticas y cambios orgánicos en general. Por eso, dentro de la formación completa en osteopatía, se estudia de forma profunda todo el sistema músculo esquelético, visceral, craneal y metabólico. Para dar excelentes condiciones para el diagnóstico y el tratamiento del individuo. 

 

A través de la intervención manual sobre los tejidos (articulaciones, músculos, fascias, ligamentos, cápsulas, vísceras, tejido nervioso, vascular y linfático), la osteopatía tiene por objeto restablecer la función de las estructuras y sistemas corporales, en esto consiste su globalidad.

Osteopatía como Especialidad


 La Organización Mundial de la Salud - OMS, la cataloga como un campo de conocimiento del área sanitaria. En correspondencia con la propuesta de formación de la OMS, la Escuela de Osteopatía de Madrid se dirige a formar en Osteopatía a los profesionales tipo II, es decir a quienes ya tienen una formación sanitaria de base, constituyéndose entonces en una especialidad para quienes se forman dentro de esta clasificación.


Ventajas de esta especialidad


Área que integra los sistemas corporales en su totalidad para el diagnóstico preciso, el cual constituye la base del abordaje terapéutico.

 

Técnicas manuales no invasivas que estimulan los principios de autoregulación, homestasis y equilibración de los sistemas devolviéndoles su funcionalidad óptima.

 

Capacidad de resolución diagnóstica y terapéutica alta que favorece los procesos de recuperación de los pacientes, la adherencia al tratamiento y la fidelización a la consulta.


Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.